Hispanidad, el 12 de Octubre

Hispanidad, el 12 de Octubre

Álvaro González Díaz

El día 12 de Octubre llegaba Cristóbal Colon a unas tierras nuevas para los españoles y europeos y para el resto del mundo que formaba parte del entramado euroasiático y africano, el mundo conocido por nosotros hasta ese momento.

Desde entonces el mundo cambió ya que al tener conciencia de otro mundo, en seguida, comenzó todo un intercambio de mercancías, animales y personas jamás visto hasta ese instante. Esta hazaña que protagonizaron los españoles sirvió para realizar una unión nunca antes vistas de pueblos y tierras y para llevar más allá del mundo conocido nuestro modo de vida, nuestra religión y nuestra organización territorial, jurídica, administrativa y política.

Esta hazaña solo es comparable, si se desea, a la Revolución  Neolítica, surgida hace unos 12.000 años, que trajo consigo la escritura y la agricultura y, por tanto, el cambio sustancial y cualitativo del hombre tal y como se le conocía hasta entonces dando un paso más en la evolución con todo lo que ello conllevaba.

Sin ser chovinista ni alardear de un patriotismo barato sino, más bien, siendo honesto con la historia, el 12 de Octubre se celebra la Hispanidad por varios motivos y esto hay que reconocerlo. No se trata de quien mató más o de los crímenes que todos cometieron, españoles o mexicas, aztecas, incas, mayas…, no. Se trata de valorar la hazaña de unos españoles que se aventuraron en nuevas tierras y que, como todo pueblo en la historia, las conquistaron y administraron legando una mezcolanza de gentes, tradiciones y culturas nunca visto hasta la época.

Nuestros soldados del siglo XVI son deudores en parte de aquel 12 de octubre y muchos combatientes en Europa de los Tercios fueron a probar suerte en las Américas. Pero el 12 de octubre de aquel 1492 solamente es la culminación de un proceso largo y duradero que comenzó en el año 722 en Covadonga y que culminó el 2 de enero en Granada. Ese mismo año solo faltaba descubrir un nuevo mundo pues por aquel entonces Nebrija había publicado la gramática castellana, convirtiendo a España en una nación moderna, la más moderna de aquella Europa. Además, en aquel año, los judíos fueron expulsados de España –aunque la Leyenda cuenta que fueron todos, no fue así y según las fuentes apenas un tercio de la población judía de España abandonó su Sefarad– o se les dio la opción de quedarse previa conversión a la fe católica y manteniendo sus bienes. Por tanto, el año de la festividad de nuestra Virgen del Pilar, quien en tiempos remotos se posó en un pilar en Zaragoza, culminaba todo un largo proceso que dejaba las puertas abiertas a España, y después a Portugal, para convertirse en Potencia Hegemónica del mundo, compitiendo con el poder chino y el otomano, como únicos rivales “serios” que pudieran hacerle frente a España.

El 12 de octubre de 1492 por tanto llegaba Colon a América y tras el Cortés, Pizarro, Almagro, Orellana, Coronado, Cabeza de Vaca, Balboa, Ponce de León, Alvarado, Oñate, Valdivia o Inés (que tan de moda esta hoy en día), entre tantos y tantos otros. Pero ello favoreció que en apenas 70 años todo el continente americano, Filipinas, colonias africanas y asiáticas…, además del imperio que paralelamente se forjaba en Europa, hubiera sido explorado y parte de su mayoría integrado en los reinos de Castilla. Pero, es que mientras tal hazaña sucedía, los reinos de Aragón se habían expandido por el Mediterráneo llegando a tener colonias hasta en Grecia. Así pues, todo favoreció una mezcla cultural y racial brutal, jamás vista hasta entonces, permitiendo que un español también Juan Sebastián Elcano fuese el primer español en dar la vuelta al mundo. Si bien todavía el mundo no era nuestro, solo bastaba aguantar un poco pues en 1580, apenas 70-80 años después de tal hazaña, el rey Felipe II heredaría también las posesiones de Portugal al ser proclamado rey de Portugal.

Así pues, no es tiempo de pedir perdón por nuestra historia ni tan siquiera se trata de rendir cuentas –que en este sentido seriamos los primeros debido a la cantidad de pueblos que nos han invadido y masacrado-, sino de ver que la mayor hazaña y gesta del mundo la protagonizó España llevando la Cruz de Borgoña hasta los confines del mundo, pasando a ser uno de los imperios más grande y poderoso del mundo al que solo le ha podido hacer sombra algún otro imperio pero ya en el siglo XIX.

Ya fuesen conquistadores o exploradores, soldados de los tercios españoles, mendigos o nobles… los españoles fueron los portadores de valores como el honor y la honra, de la religión católica y de la patria, entre otras cosas, que hoy recordamos y rememoramos en este tan grande y especial día que, además celebramos con los hijos de España de cualquier rincón del mundo, pues la hazaña de la Hispanidad no debe verse como una conquista sino como la expansión y mezcla de toda una cultura, llegándose, si se quiere, a comparar con la expansión de una religión, la española.

«Todas las picas suman, únete al cuadro»
Si te ha gustado este contenido, ¡compártelo!